Browser not suported.

Download an updated browser:

Chrome

Firefox

Caso práctico

SLV Cement en la Terminal de Cimentos Madeira – Sigue funcionando sin problemas – Cachapuz Bilanciai Group

7 octubre, 2021

En 2001, cuando Cimentos Madeira quiso automatizar los procesos de expedición de cemento a granel y en sacos en su depósito de Socorridos, en la isla de Madeira (Portugal), recurrió al Grupo Cachapuz Bilanciai para obtener una solución 24/7. La ubicación del productor en alta mar, su extenso calendario de expediciones, así como la interoperabilidad y la sincronización de datos entre su sistema de planificación de recursos empresariales (ERP) SAP y la nueva solución fueron consideraciones clave a la hora de seleccionar el sistema y el proveedor más adecuados.

 

Cimentos Madeira se fundó en 1984 y está situada en la isla de Madeira (Portugal). La empresa gestiona tres terminales en el archipiélago -Socorridos, Porto Santo y Caniçal- que suministran cemento a granel, en sacos y en big-bags. Desde 2001, la empresa suministra cemento a granel en régimen de autoservicio. Con el sistema funcionando 24 horas al día, siete días a la semana, los clientes pueden cargar su producto en cualquier momento, según sus necesidades, disponibilidad y convenienciaDesde 2001, Cimentos Madeira ha confiado en la solución SLV Cement del Grupo Cachapuz Bilanciai para automatizar sus procesos de despacho de cemento a granel y en sacos en el depósito de Socorridos las 24 horas del día. A pesar de que los módulos de software y hardware de SLV Cement se instalaron hace más de 10 años, el sistema sigue funcionando sin problemas hoy en día gracias a su solidez y fiabilidad, según José Franco, director de logística de Cimentos Madeira.

 

Los retos

Tras el éxito de la implantación de SLV Cement en varias fábricas de cemento de Portugal, Cimentos Madeira retó al Grupo Cachapuz Bilanciai a mejorar los procesos de expedición de cemento a granel y en sacos en su depósito de Socorridos, situado a más de 1.000 km de la isla.

 

El primer gran reto para la implantación del sistema fue la distancia entre la fábrica y la sede de Cachapuz. Los responsables de la planta estaban preocupados por la robustez de SLV Cement y también por el tiempo de respuesta de los servicios de apoyo de Cachapuz en caso de posibles necesidades de mantenimiento de los módulos de hardware y software a instalar en la fábrica. El segundo reto del proyecto estaba relacionado con la ampliación del horario de expedición a 24 horas al día, siete días a la semana, sin que los operarios de la fábrica participaran en el proceso de carga a granel. La planta necesitaba aumentar el número de camiones despachados al día sin aumentar el número de operarios y turnos en la fábrica.

 

El tercer reto consistía en la interoperabilidad y la sincronización de datos entre las soluciones SAP ERP y SLV Cement. Esto era necesario para evitar tareas manuales y repetitivas para actualizar los dos sistemas complementarios con información sobre las operaciones planificadas y realizadas.

 

La solución

A partir de los retos anteriores y de los requisitos del proyecto, Cachapuz diseñó una solución SLV Cement para resolver los problemas identificados y mejorar los procesos logísticos y de expedición de la fábrica. El SLV Cement se adaptó a las necesidades de Cimentos Madeira, proporcionando los módulos de software y hardware necesarios para la completa automatización de sus áreas funcionales: puertas, zona de pesaje, silos de carga de cemento a granel y procesos asociados (check-in, gate-in, weight-in, carga de cemento a granel y en sacos, weight-out, check-out, gate-out e integración con SAP).

 

Para superar el primer reto de la distancia, Cachapuz decidió trabajar en cuatro áreas diferentes que se detallan a continuación.

Módulos de software: Los módulos SLV Cement Core se prepararon para funcionar como una solución centralizada y sobre la red LAN disponible en la planta (utilizando tecnologías TCP/IP). Esto ofreció importantes ventajas, ya que los ingenieros de Cachapuz sólo tuvieron que acceder a un servidor para realizar toda la implementación, las pruebas y las configuraciones antes y durante la puesta en marcha del sistema. Además, la nueva arquitectura de SLV Cement también introdujo ventajas para los servicios de soporte del sistema, ya que todas las configuraciones y la supervisión pueden realizarse en un solo servidor

 

Módulos de hardware:: Para todos sus proyectos, Cachapuz lleva a cabo una exhaustiva investigación de mercado y compras para encontrar los componentes de hardware más robustos y fiables que se integren en el SLV Cemento. Esto garantiza el mínimo número de fallos y mal funcionamiento del sistema. Además de las importantes características de robustez, los componentes hardware se controlan y configuran mediante protocolos TCP/IP, lo que introduce importantes ventajas en las tareas de configuración y soporte remoto.

 

Formación y repuestos: Para el éxito de este proyecto, Cachapuz introdujo un nuevo programa para dar autonomía al equipo de la planta a la hora de realizar las tareas de mantenimiento estándar, garantizando así el buen funcionamiento del sistema. Para ello, el equipo de mantenimiento de Socorridos ha recibido la formación y la documentación necesarias para poder realizar la primera inspección de forma autónoma y resolver rápidamente los posibles problemas con los kits de piezas de repuesto y los componentes adicionales proporcionados para cada proyecto.

 

Servicios de asistencia: Cachapuz ofreció a Cimentos Madeira un contrato de mantenimiento anual que consistía en una revisión de mantenimiento preventivo mediante la cual los ingenieros de Cachapuz visitaban anualmente la fábrica para garantizar el buen funcionamiento de todos los componentes del sistema. También estableció un conjunto de horas de servicio de asistencia remota para garantizar la continuidad de las operaciones para el operador de la terminal.

 

Solución de SLV Cement para Cimentos Madeira

La solución de SLV Cement implantada en Cimentos Madeira comprendía Marco de software de SLV Cement (basado en escritorio) con integración de SAP ERP un quiosco de entrada/salida (con pantalla táctil, lector de tarjetas RFID y colector de tarjetas RFID) y dos barreras de control multifuncionales: control de acceso de la solución de autoservicio, control de acceso de los empleados de la empresa un quiosco de pesaje SLV Cement (con pantalla táctil, lector de tarjetas RFID e impresora térmica de quiosco), dos barreras de control, dos sensores de posicionamiento en la báscula puente de entrada/salida utilizada para el pesaje de camiones de materias primas y productos acabados en autoservicio cuatro quioscos de carga a granel SLV Cement (con lector de tarjetas RFID, pantalla e integración con el sistema de automatización de la carga para validar las condiciones de carga) instalados en los silos de cemento (cuatro líneas de carga con una báscula puente en cada zona de carga).

 

Integración del ERP

La integración con el ERP del cliente es siempre una de las partes más importantes de cualquier proyecto de SLV Cement, y este fue también el caso del contacto con Cimentos Madeira. Junto con el pleno apoyo de los equipos de TI de Cimentos Madeira y los consultores del ERP de SAP, Cachapuz definió la mejor interfaz de integración posible y los datos necesarios que debían intercambiarse. La integración de SLV Cement con SAP ERP permitió sincronizar los datos maestros y las operaciones planificadas con SLV Cement (productos, clientes, operaciones de carga, vehículos, etc.) y el resultado de cada operación de carga y descarga (fecha y hora, tara, peso bruto y neto, etc.) con SAP ERP.

 

La mayoría de estos procesos son realizados por SLV Cement de forma automática y en línea utilizando los módulos de integración. Además, los operadores pueden obtener los datos maestros y las operaciones planificadas manualmente utilizando los módulos frontales de SLV Cement, leyendo de SAP los datos necesarios para completar el registro de los conductores de camiones. El operador valida la documentación del conductor, registra la operación de check-in en SLV Cement, asocia una tarjeta RFID a la operación y la entrega al conductor.

 

El conductor utiliza la tarjeta RFID para identificarse en cada zona de la fábrica y en cada proceso, como los procesos de pesaje y carga en autoservicio. Al utilizar la tarjeta RFID para identificarse, se elimina la validación repetitiva de los documentos por parte de los operarios en varias zonas y se reduce el tiempo de realización de las operaciones.

 

SLV Cement ha introducido una mayor eficacia, rapidez y disponibilidad en los procesos de expedición y recepción de la fábrica, que pueden llevarse a cabo sin necesidad de la intervención manual de los operarios de la fábrica. Además, y en el caso de los procesos de carga y expedición a granel, el horario y los días de trabajo de la planta se ampliaron a 24/7, en modo de autoservicio.

 

Pesaje y carga a granel en autoservicio

Antes de la instalación del SLV Cement, todas las operaciones de pesaje eran realizadas por los operarios obteniendo manualmente los datos de pesaje del indicador de pesaje conectado al ordenador. Con SLV Cement, las operaciones de pesaje se realizan en modo de autoservicio por los conductores de los camiones y sin la intervención de los operarios de la fábrica.

 

Esta función se logró mediante la instalación de un quiosco de pesaje de SLV Cement, que se activa con las tarjetas RFID y cuenta con una interfaz de pantalla táctil para guiar al conductor a través del sencillo proceso de pesaje, presentando simples mensajes de texto. En la pasarela de entrada/salida también se instalaron sensores de posicionamiento para garantizar que el camión esté bien posicionado en la báscula antes de adquirir cualquier dato de pesaje, evitando errores y fraudes. Además, también se han incluido barreras para controlar el acceso a la fábrica y la salida de la misma, teniendo en cuenta los horarios y los límites del número de camiones dentro de la fábrica. Las barreras de control se instalaron con sensores para la detección de camiones, lo que permite al sistema establecer automáticamente el orden y la prioridad de los camiones para acceder a la puente báscula.

 

En los silos de carga de cemento a granel se instalaron cuatro quioscos de carga a granel de SLV Cement para permitir que las operaciones de carga a granel de autoservicio fueran realizadas directamente por los conductores de los camiones. Cada quiosco se instaló con un lector de tarjetas RFID y se integró con la automatización de la carga en la planta para intercambiar datos de E/S relacionados con el estado de la boca de carga.

 

Las principales ventajas de la solución son:

  • control de acceso e identificación RFID operaciones de pesaje de autoservicio y sin personal reducción de los procesos de carga y expedición de graneles automatizados las 24 horas del día reducción de la mano de obra, los errores humanos y el fraude mejora de la seguridad de la planta mejora de la logística y el control de los procesos de entrada/salida mayor organización del movimiento de los camiones reducción del tiempo de respuesta para completar las operaciones de carga y descarga
  • aumento del número de camiones enviados por hora
  • aumento de la calidad del servicio para clientes, proveedores y transportistas eliminación de sistemas paralelos y no integrados frontales de software bien orientados y centrados en el negocio frontales de cemento SLV con funciones de seguridad de autorización y autenticación informes detallados y completos para el control de las operaciones y la toma de decisiones integración con SAP ERP soporte remoto al sistema.

 

Mejora de la satisfacción del cliente

Según José Franco, director de logística de Cimentos Madeira, «…el acelerado crecimiento y desarrollo de la Región Autónoma de Madeira (Portugal) en los años 90, se basó en la construcción de varios tipos de infraestructuras, especialmente en el ámbito del transporte: puertos, aeropuertos y carreteras. Esto exigía una respuesta adecuada por parte del sector de la construcción. La cantidad de cemento necesaria era tal que el sistema de carga a granel en autoservicio ocupaba un lugar destacado en la agenda de la empresa.

 

«Sin embargo, el sistema de autoservicio que se implantó en las fábricas de cemento portuguesas para que pudieran funcionar las 24 horas del día, no era adecuado para nuestra empresa porque sólo operábamos, y queríamos seguir haciéndolo, ocho horas al día. Necesitábamos un sistema totalmente automatizado que pudiera funcionar sin intervención humana en todo el proceso de suministro y carga de cemento y que fuera inmune al fraude. Estas fueron las condiciones de partida cuando retamos a Cachapuz a diseñar e implementar un sistema eficiente. Cachapuz cumplió nuestros requisitos y resolvió adecuadamente nuestro problema logístico», afirma el Sr. Franco.

 

En 2001 se puso en marcha el sistema de autoservicio de carga a granel, 24 horas al día, 365 días al año. Para prescindir de la intervención manual e incorporar varios mecanismos y dispositivos para evitar el fraude, el sistema se basa en dos modalidades:

  • Carga única, en la que las tarjetas RFID sólo permiten una operación de carga de cemento y se asignan en función de la verificación previa de la situación comercial de los clientes respecto a la empresa
  • Carga múltiple, con tarjetas RFID que permiten múltiples operaciones de carga de cemento, con verificación de la situación comercial de los clientes hacia la empresa a posteriori.

 

«Este es el sistema que funciona en la empresa desde 2001, satisfaciendo las necesidades de cemento de nuestros clientes, sin costes adicionales significativos para Cimentos Madeira. Estamos muy satisfechos de saber que SLV Cement es un sistema pionero en el mundo, que se desarrolla y mejora continuamente en Portugal y por ingenieros portugueses», concluye el Sr. Franco.

 

SLV Cement hoy/strong>

SLV Cement es una solución de gestión de envíos y camiones basada en la web y multiplataforma que automatiza todos los procesos, desde la llegada del camión a la fábrica de cemento, hasta el envío de cemento/clinker, la recepción de materias primas y la impresión automática de la documentación necesaria al final del proceso.

 

SLV Cement no sólo mejora los procesos logísticos dentro de la fábrica de cemento, sino que también garantiza todo el intercambio de datos entre los departamentos logísticos y comerciales de forma eficiente y automática al estar integrado con el ERP. SLV Cement complementa el software empresarial (ERP) con funciones de automatización, creando una solución vertical y a medida para las empresas cementeras. Las principales áreas funcionales que cubre la solución son:

  • control de acceso e identificación RFID (tecnologías RFID de corto y largo alcance) despacho de cemento y clinker gestión automática de aparcamiento de camiones (colas y llamadas) control de puertas de entrada/salida pesaje autoservicio y sin personal
  • autoservicio de carga a granel (cemento, clinker y cenizas volantes) para camiones y vagones carga de sacos y recuento automático de descarga de materias primas
  • gestión de flotas (GPS/GPRS)
  • análisis de la empresa y de los indicadores clave de rendimiento (KPI) y numerosas funciones de elaboración de informes integración de ERP en modo online y offline (contingencia)

 

Este artigo foi publicado na Revista Internacional do Cimento, em Setembro de 2012